• Inicio
  • /
  • Bodas
  • /
  • 10 cosas que hacer si quieres arruinar tu boda
10 cosas qué hacer si quieres arruinar tu boda

10 cosas que hacer si quieres arruinar tu boda

En ningún momento dejaremos de darte buenos consejos para tu boda perfecta. Salvo en este. Y es que debes conocer algunas de las conductas, situaciones y acciones a evitar antes y durante tu boda para que esta no se arruine por culpa de unos pocos instantes. Te contamos 10 cosas que hacer si quieres arruinar tu boda. Puede que sea la mejor manera de que todo salga tal y como siempre habíais soñado. ¡Enjoy!

Estas son las diez cosas que pueden arruinar tu boda

10 cosas qué hacer si quieres arruinar tu boda

10.No tengas en cuenta la estación del año en la que celebras tu boda

Hay más lágrimas vertidas mirando al cielo que a cualquier otro lugar. Y es que, imáginate. Reservas un magnífico buffet, servicios a gogó y una parcelita muy cerca de la playa en el mes de Mayo. Nada malo puede pasar. Nada salvo que las inclemencias temporales y tu ausencia de plan B te lleven al desastre. Es por ello que aunque vayas a celebrar tu enlace en el mes de Agosto, si quieres que salga bien, tendrás que contar con alguna opción para que en el caso de que llueva, se pueda festejar igualmente.

9.La clásica guerra entre familiares

Es un clásico y miles de bodas se arruinan por peleas entre familiares. Ya sabes; ríos de alcohol y ese primo tuyo que tiene la costumbre de beber más de la cuenta y que se junta con el tío de tu pareja que ídem. ¿El resultado? Los abuelos con cara de póker, los tíos y primos tomando partido y una enemistad que ni la de los Capuleto y los Montesco.

Cómo resolverlo: No es por ser separatista pero os recomendamos que cada familia esté por su parte. Nada de juntarlos y malmezclarlos a todos – salvo a los que ya se conozcan y se lleven bien -.

10 cosas qué hacer si quieres arruinar tu boda

8.Menú muy pobre

No es un secreto que muchos asistentes habrán estado varios días “a sopas” para poder hartarse a comer durante tu banquete. Aunque estos personajes existan no son los únicos y hay muchos otros que solamente quieren disfrutar de la familia y los amigos pero, no nos pasemos. Una de las quejas habituales es que el mení es más pobre de lo que debería así que te recomendamos que huyas de este estereotipo.

7.El clásico borracho de las bodas

Vamos a ver, esto no es malo en sí mismo ya que siempre esta ese típico familiar que se emborracha como nunca. El problema surge cuando del punto siete pasamos al 10, es decir, a familiares que terminan discutiendo porque están borrachos. Si a esto le sumamos que, además, suele suceder que se da entre ambas familias y que pueden surgir roces que no arregle el tiempo, tenemos la boda completada.

6.Pocas bebidas alcohólicas

En el reverso opuesto al anterior nos encontramos con una boda abstemia. Bueno, si quieres que todos los invitados terminen la fiesta antes de lo esperado, con este método lo conseguirás. Eso sí, si lo que quieres es que se diviertan y disfruten de la ceremonia, entonces será bastante complicado si sigues estas normas.

5.Que no haya fotos

Para bien o para mal – o para ambas – vivimos en el siglo XXI, el siglo de las redes sociales. Es casi tan importante para tus invitados acudir al evento como tener fotos que lo certifiquen. De hecho, uno de los momentos más esperados por todo invitado a una boda es el momento en el que aparecen las primeras fotografías en Instagram o Facebook. ¿Una tontería? Si, pero que puede marcar la diferencia.

4.Que las damas de honor “se vengan arriba”

Todos tenemos que pasárnoslo bien y, por supuesto, no vamos a reprimir ni a las damas de honor ni al padrino pero si que sería conveniente mostrar un punto de no retorno. Esto es que se comporten hasta el final del banquete, por ejemplo De ahí en adelante, pueden disfrutar a su manera. No es una restricción al uso sino que es, más bien, un consejo si no quieres que el evento se te vaya de las manos.

3.Que haya retrasos

La impuntualidad puede poner de los nervios a tus invitados a la boda y si además quieres que todo salga perfecto y lo has planeado al milímetro, te encontrarás con grandes retrasos. Un consejo indispensable es que des unos márgenes de error ya que en caso contrario puede que todo caiga como un dominó. 

2.Los invitados sorpresa

Ese amigo tuyo que, de repente, se trae a su último ligue. ¿Y tú qué le vas a decir? Pues este tipo de invitados de boda te pueden llevar por la calle de la amargura. La mejor manera de afrontarlo será proponiendo al hotel un margen de cinco asistentes. De esta manera eliminarás las posibilidades de sorpresa.

1.¡Perderse!

Imagínate que todo es perfecto, que has elegido el lugar adecuado pero, ¡Que la mitad de tus invitados se han perdido! Es en ese momento en el que descubriremos que no solo se debe escoger el lugar del banquete en función de lo agradable que sea o lo bien que se cocine sino que también la ubicación es importante. Aunque es cierto que actualmente casi todos los invitados tendrán disponibilidad de GPS, tenemos que contar con esta posibilidad.

¿Qué te parece descubrir cada uno de los puntos más atractivos para que tu boda se convierta en el mejor evento del año? Conoce la preboda mágica que te hemos preparado para que te inspires y no querrás quedarte sin ella. ¡Enjoy!

Imágenes: Crushable , bridalguide .

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

*

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar